Olvido que no cesa

Anidaré en tu razón

cuando el olvido te haya olvidado

cuando  el recuerdo sea olvido

y cuando el silencio sea demasiado ruido.

Porque la tristeza no habita…

en los corazones trepidantes

en las almas sublimes

en las sabanas del pensamiento.

Pero  sí  en la cama del olvido…

en la lágrima que no cesa

en el  desahucio de unos labios

en unos ojos que miran 

y en una mirada que no ve.

Y siempre…

En las cadenas invisibles que alberga  la razón.

tristeza
Olvido que no cesa

 

Ana Lesman.

 

 

 

Un comentario sobre “Olvido que no cesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s