Azulado, casi gris

“Que nos está pasando

que sin saber

ayer todo era blanco y ahora gris…”

Así era lo de vivir, pensó.

Hay días inundados de colores

y otros, amanecen azulados, casi gris.

Y  en esos días, 

se arrojaba a los sueños de los astros

para caer allí dónde…

Encontrar la paleta de colores

con la que pintar de sonrisas

esos días azulados, casi gris.

Siempre habrá, se dijo,

reflejos de  luces

que acariciaran cada pensamiento

con los que asomaba al alba

quedando  prendidos

en la imperfecta cordura

de un perfecta masa gris.

Y así transcurría el tiempo,

a veces hablando sola, 

a veces con el viento,

clamando que un torbellino

se llevase esos días…

Azulados, casi gris.

cropped-logo-blanca-edit

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s