Desahucio del Alma

En la oscuridad de la soledad nace un sentimiento de luz

que llega con hilos invisibles hasta un rincón del pensamiento

donde la memoria desea habitar.

Y es ahí, en la soledad de la memoria, que se hace  jirones la vida.

Esencia impregnada y penetrante. Destello que raya en lo imposible…

¡Ay, lo posible que es lo imposible!

Etéreo, sutil…, resulta casi utópico percibir.

Y muero.

Y muere lentamente la luz de mi clausura conmigo

y los jirones del Alma vuelven a entender

entre lamentos desahuciados 

el desamparo de mi yo, 

y al de mi soledad conmigo.

 

Ana Lesman

 

4 comentarios sobre “Desahucio del Alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s