¡Locamente eterna!

Sabes Amor, debo de estar muy…, ¡muy cuerdamente loca! Y también seguir muy.., ¡muy Locamente enamorada!

Y sucedió… ¡En la fascinante y única Roma! Ella alberga para la Eternidad nuestro más preciado y bello secreto.

Tú esperabas en el umbral del Coliseo, y yo, yo soñaba despierta. Me veía en el rostro de la Fontana di Trevi.

Te tomaba de la mano y cruzábamos descalzos de vergüenzas, desnudos de mentiras y con atuendos de pasión aquel trayecto desandado…

Desandado de juicios falsos, endiabladamente perdida en la demencia de lo prohibido.

Pero… ¡Ay Cielo! Tan arrobados  estábamos que dimos permiso a la absurda razón para adentrarse en el misterioso juego del Amor.

¡Y que argumentada es la lógica! Y Que desatino nos obligó a desbaratar lo ya cosido.

Cariño mío, dejamos solitario a nuestro azar tejido con hilos a la medida de mi debilidad y al talle de tu vigor. 

Y hoy, hoy mi Cielo, ya sabemos…

Sabemos quien no ganó.

                                                                                  Ana Lesman.

 “Dovrei capirti quando vedo che vai via
E non amarti quando non vuoi farti amare…” (RP)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s