Cuarenta milagros para amar

Yo que no creía en súbitas calentura de pasión,

y ahora tengo al corazón tiritando con cuarenta milagros de amor.

Y, ¡vaya por Dios! ninguna excusa para no enfermar.

¡Y es que era tan fácil engañar con jarabes de olvido

los delirios de la razón!

que la lógica se vuelve irracional

en la febril locura de amar.

 

                      Ana Lesman

6 comentarios sobre “Cuarenta milagros para amar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s