Angostura…

¡Mi voluntad se quedó sin oxigeno! Le cuesta inspirar sin el roce de tus labios. Y tu voz retumbando en mis tímpanos se moduló cuando en la distancia exclamó: “Cierra los ojos y piensa que te hago el amor”. ¡Pero los tuve que abrir! Y no sabes cuanto dolió. Porque lo aprehendido con el alma … Sigue leyendo Angostura…

… De menta y rosas

¡Tantas  primaveras nos regalamos cuando el cielo se cubría de nieves!  Que ahora… Ahora cómo decirte para que me entiendas. Verás, mi vida, intentaré ser breve. Nada de palabrerías. Solo argumentos sin razón. Empezaré contándote cómo le explico a mis ojos que nunca más verán a los tuyos al cerrarse las sábanas del crepúsculo. Cómo narrar … Sigue leyendo … De menta y rosas

… Se llame amor

¡Tú y yo nos debemos tantas cosas! Por ejemplo: una vida. porque prometo que no existe  sentimiento más bello, que al mismo tiempo asfixie y eleve al universo, que no se llame amor. Porque me resignaré a no verte nunca pero ruego a mi esperanza que jamás te olvides de aquel adiós. De aquella mirada … Sigue leyendo … Se llame amor

Soledad sin prisa

Navego por palabras vacías desde el instante que te clavaste en una verdad sin decoro. Cielo que dejó de ser mío para alzarse en soledad sin prisa. ¡Cuándo no sentirte en mis lágrimas vencidas! ¡Cómo apartar ese eterno gemido prendido en mis madrugadas que condena mis noches y encierra mis días! Es como ave de paso … Sigue leyendo Soledad sin prisa

Qué habrá sido de Él…

Mis letras te echan de menos. Mis versos al viento preguntan qué hice con tu recuerdo. La respuesta se queda callada; Muda como mariposa que revolotea primaveras en invierno. Posando sus frágiles alas en mi pensamiento que resta tiempo al tiempo. Y con miedo, tímidamente, interrogo al destino ¿Me olvidó él, o le olvide yo? … Sigue leyendo Qué habrá sido de Él…

De viento y lágrimas

No supliques, amor, que rogar nunca fue tu vocación. Lo tuyo fue nefasta pedagogía de pasión. Ahora no demandes lo que no pudiste instruir. Aprendí a leer sobre aguas para no maldecirte entre líneas. ¡Maldito maestro! Mejor aprendiz. Lecciones impregnadas de viento y lágrima. Lecciones guardadas bajo el polvo de un libro. Excelente discípula. Magistral … Sigue leyendo De viento y lágrimas

Mi voz no muera…

Dame la tinta de un alma herida, el papel de un corazón deshecho, y  compondré las más noble poesía que jamás nadie te escriba. Porque en su desnudez navegan letras como océano de mi soledad. Letras que tatuaré sobre mi piel para armar ese poema donde el silencio de mi voz  y el sonido de tu nombre nunca, … Sigue leyendo Mi voz no muera…

Con medias y sin medida

¡Debí haber perdido los papeles antes de perderme yo! Eso pensé. Yo, el caos más ordenado. La imperfección más perfecta. Ese desastre maravilloso que invadió de celo a la desidia. ¡Ay esta confusa anarquía! Que porta medias de seda, alma de raso y magnitud sin medida. Que no se esconde del tintero que acelera sus … Sigue leyendo Con medias y sin medida

Al destino… ¡Déjale escribir!

¡Y el destino que escriba lo que deba de escribir!  Y que el azar traiga lo que tenga que llevarse, o que la frialdad se derrita conmigo. ¡Y  que hasta  el norte me llegue a perder! O la casualidad me encuentre distante de ti.  O que el desvelo me cause ensueño. ¡O me adormezca el … Sigue leyendo Al destino… ¡Déjale escribir!

Estela

¡Qué sueño fue conocerte! Que bello el abrazo inesperado. Qué sublime los susurros al oído. ¡Qué cielo nuestros cuerpos desnudos! Y que magia saber que nunca estarás en mi olvido... Texto incluido en el libro Pergaminos de Alma, publicado por editorial Samarcanda. Ana Lesman.