Abismo de los cielos

Mis páginas tienen un propósito: ser acariciadas por el alma de tu mirada.

Así, mis dedos no se cansan de jugar con palabras, de fantasear con frases que terminan sucumbiendo a la fría lógica, o quizás a la calentura de la imaginación.

Y en ese intervalo, a veces se elevan a los infiernos como, otras tantas, con un leve parpadeo, descienden hasta el abismo de los cielos.

¡Ay! Esta torpe y errante pluma que no acierta a discernir cuando le susurran lo que no quiere admitir. Que pierde la tinta malgastando el juicio que resta del tintero de una ficción.

Y que con hartura narra los tejemanejes de la indiferencia… Aun a sabiendas de su  gramática nefasta, de su mala semántica, de su poca coordinación con los tiempos verbales, sobre todo con los del pasado…

Sí, con esos.

Con esos que a duras penas conjugó.

 

ana-lesman-firma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s