Seductor de letras

¡Eres tú quien logra que mis letras enloquezcan!

¡Y sabes, hace ya unas cuantas páginas que no logro entenderlas!

Ellas se escriben de un modo raro,

inducidas por tus manos.

Y ellos- tus dedos- me confunden, me atrapan las ideas, me lían la imaginación…

Así  que no dejo de preguntar desde hace “unos cientos de cuadernos atrás”

  ¿Quién eres tú?

¿Un demente profeta de palabras que de ninguna se prendó?

O, quizá, el músico al que dañó una enrevesada partitura,

engatusando a la glosa fácil del poema rasgado que era yo.

¡Ay! mis versos blancos grabados con tinta de impostado seductor…

                     Insolente raptor que no dejas en paz a ellas -mis letras-.

Que no consientes que hagan uso de su libertad de expresión. De su libre albedrío para elegir verbos, sustantivos, adjetivos…

Y armar poemas que silencien la duda de fatal contradicción.

ana-lesman-firma

5 comentarios sobre “Seductor de letras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s