Letras cosidas

De ti tengo el ayer. De mí el presente. Y de los dos... Cuarenta y ocho horas, y mil caricias cosidas a mi libreta. Renglones llenos de palabras a las que cada madrugada doy vida. Y lloro. Sí, lloro a la vez que sonrío. Porque cada letra forma un corazón con un nudo atado al … Sigue leyendo Letras cosidas

Quema el olvido

No hay leña suficiente en mi vida para quemar el recuerdo de tu olvido. Para avivar la hoguera de mis labios embrujando a tus sentidos. Para que mi alma se libere de la flama de tu nombre. ¡Ay estas lágrimas negras que empañan mi fuego! Candela de silencio que congela mis entrañas, mientras la existencia se consume  … Sigue leyendo Quema el olvido

Ese algo…

¡Te extrañé tanto luz de mis tinieblas! ¡Te busqué tanto entre mil caras anónimas! Tanto que..., me asusté. Cielo ¡Cuánto más tengo que resistir! ¡Cuántas alas tengo que pintar para hacerte libre! ¡Ay, vida mía! Si eres el deseo visiblemente oculto que domina mis instintos... Ese algo que no sé decir, ni sé describir. Solo … Sigue leyendo Ese algo…

Alma

Me pregunté a dónde irían mis versos al morir, mas convine que solo puede ser de la misma forma que nacer los vi. En la soledad de un lápiz. En el blanco de un papel. En unos ojos envenenados de letras, atados a un alma hambrienta alimentándose de cientos, de miles de poemas. O, quizá, … Sigue leyendo Alma

Encuentro…

El cielo de la duda perdió su llave, allí donde el murmullo de la muerte temblando vivirá.   Allá, donde la tumba sellada con mudas palabras abrió la eternidad.   Y será allí,  en un encuentro dialogado, donde hablemos lo que perpetuamente tú y yo, la conciencia nos dejó acallar.    

Mírame…

Me gusta pensar que me miras para saber si yo te miro. Me gusta creer que me buscas entre palabras amontonadas. Me apasiona pensarte sabiendo que tú, imprevisiblemente asustado, no dejas de percibirme entre las páginas de tu libro. ¡Contémplame, sí! Hazlo aun con tu mente perdida... Pero mírame siempre, mi amor. Aunque yo haga … Sigue leyendo Mírame…

Intangible…

Sé que mis poemas solo atrapan a corazones rozados por la varita mágica de la sensibilidad hecha poesía. A quienes han sostenido entre sus manos lo intangible de lo eterno, mas en un soneto de enero el alma le resbaló entre llantos meciéndola en la acuidad del viento, cual tristeza que susurra la desgastada pluma … Sigue leyendo Intangible…

Labios de alma

Alma mía ¿Hacia dónde vagas que los espíritus han vuelto? Quiero ver tu luto inmortal, tu velo negro... Necesito tapar el arrogante frío germinado de remordimientos. ¡Quiero desatarte, alma! Quiero gritar al pozo donde arrojé los "te quiero". ¡Alma mía!, no más lloros consumidos. Sabes, y lo sé, cuánto costó enjugar las lágrimas viciadas; renunciar a … Sigue leyendo Labios de alma

Bella paradoja

¡Te odio o te amo! O ambos a la vez. Porque cuánto más rencor, más amor necesita mi odio, o más odio lleva mi amor. Paradoja inexplicable de vivir. Resumida en sobrevivir. Pero así es detestar sin tiempo o lugar ... Solo resistir para existir. Mas mi subsistir no se deja convencer para que el … Sigue leyendo Bella paradoja

Voces del silencio

Vida mía, tú y yo sabemos que en los amores callados está lo que la gente no sabe y  que, o  yo nací muy pronto, o tú naciste muy tarde. Que también nos empeñamos en no dar “tres cuartos al pregonero”. Porque nosotros, mi amor,  somos de voces en silencio. Nosotros, y tú lo sabes, somos de … Sigue leyendo Voces del silencio