Cortinas del alma

Desnúdate despacio

que tras las cortinas del alma

guardaré la desnudez de tu mirada.

 

¡Ay, este mi cielo, cómo esconderlo!

¡Cómo! Si soy incapaz de prohibir a mi sentimiento

desalojarte de mi cuerpo.

 

Y a mi mente, velo de nubes negras,

no mencionarte en la incertidumbre de mi certeza.

 

Porque no hay amnesia que engañe más 

que el recuerdo instalado en lo hondo

de un moribundo corazón en duelo.

ana-lesman-firma

2 comentarios sobre “Cortinas del alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s