Tiempo desnudo

Esta punzada que anega mis letras

no es más que un alarido al viento

para dejar de sentir la ausencia.

Para pedir auxilio de un desastre anunciado.

Para no ahogarme en un jardín de poemas.

Para dañar la savia que marchite la culpa.

Para que me regreses mi perfecto caos,

mi maldita forma de reír, mi sonrisa infantil

pérdida en la cuneta de los sueños

cuando, a hurtadillas, arrebataste el olor a jazmín de mi fe,

la esmeralda de mis ojos, el escarlata de mis labios,

o el satén de mi cuerpo… ¡En fin!

Cuando te volviste tiempo desnudo

temblando en el mar de los agravios.

ana-lesman-firma

5 comentarios sobre “Tiempo desnudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s