Piel de papel

Una lágrima negra resbala por los sentidos y una bruma húmeda nubla mi razón.

Así, cavilo extraviada por el tiempo que va del dormitorio al corazón y del alma a ningún rincón.

¡Doy mil vueltas sin moverme de mí!

Entonces me invade un escalofrío y dejo a un lado la cordura para sobrevivir en este desvarío malpensado, deshonesto y embaucador.

Asustada, me detengo en el meridiano de mi historia, y siento llorar la madrugada que rasga cada segundo de esta descolocada alcoba.

Y, ahí, secuestrada por las emociones, se sostiene la impúdica decencia, mientras la piel de papel se adentra en un dédalo de sueños oxidados, temiendo a que se hunda el cielo o, a que se caiga la tierra.

2 comentarios sobre “Piel de papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s