Versos sin destino

Hoy ya no escribo poemas a la luz de un olvido. Hoy ya no hago poesía de retales rotos. Hoy rompí los recuerdos que escribí  para ti. Y también, hoy, rasgué los principios que atrapaban mi final. Y no sé, si hoy o ayer, comenzaré a amar con versos sin fatalidad. Y quizás, también mañana, … Sigue leyendo Versos sin destino

Libertad sin alas…

¡Me acostumbré tanto a la licencia de ser libre, que ni me atrevo a soñar! Porque no deseo quedar atrapada en mi universo onírico, tropiece con tu nombre y no me pueda fugar… Dejando así  a mi libertad sin alas para dibujar mi vuelo. Para fundirse con el viento,  con el cielo, con el mar… Con … Sigue leyendo Libertad sin alas…

Me haces falta…

Llueve tras los cristales y también a través de mi corazón. Hoy no quiero escribir versos sueltos. Hoy no deseo  dar rienda suelta a la imaginación. Ni encerrar mi desconsuelo. Hoy solo necesito escribir... Escribir que me haces falta. Y que te amo más allá de lo que tú supondrás. Porque hoy..., solo siento en … Sigue leyendo Me haces falta…

Añoranzas de pecado

Añoro la seda de tu voz en el lado contrario de la cama. Adoro tus dedos enredando mi piel tras la almohada, envuelta en lujuria sobre las tenues sábanas. Añoro los besos callados gritados con pasión extasiada . Adoro o maldigo, no sé, lo dulce y amargo de tus lágrimas. Ellas empaparon mi desnudez y … Sigue leyendo Añoranzas de pecado

Atrapada…

Ella en la distancia se lamentó.  Lo único que podría haberla dejado atrapada mil veces más en aquellos ojos negros, hubiese sido que nuevamente él sedujera a su Alma. Pero se equivocó, porque en esta ocasión se dedicó a seducir su cuerpo  y este jamás, nunca, olvidaba un dolor.                 … Sigue leyendo Atrapada…

Brazos del Tiempo

Ella se atrevió a llorar sin lágrimas.  Probablemente él nunca la buscó. Probablemente ella tampoco a él.  Pero, ¡ay Dios, cómo le echaba de menos cuando rozaba los brazos del tiempo! Cuando miraba que el espacio llegaba al final de su hora, aferrándose a las manos del renunciar. Y cuando creía en la posibilidad de … Sigue leyendo Brazos del Tiempo

El cielo lloró

...Y entonces ella mirando a las estrellas, les dijo: - Así mejor, mi cielo. Ni tú sabes de mí. Ni yo sé de ti. Y al instante unas frágiles gotitas resbalaron por su pelo... El Cielo lloró.    

Silencio de rosas amarillas

Qué bonito que te sorprendan con rosas...  Cuando nada esperas... Porque nada eres. Porque nada soy. Cuando nada es la solución. Solo silencio de rosas amarillas con voces que, de vez en cuando, trae el viento con miedo, y despacito, no vaya a ser que despierte lo que fuimos ayer... Rosas amarillas, solitarias...  Y sin edén. … Sigue leyendo Silencio de rosas amarillas

Curar tus labios…

Quiero besarte hasta la extenuación para sanar las llagas que el olvido te causó. Quiero creer, por un segundo, que seré la curandera de tu atemorizada boca en el universo perdido de mi adiós. Quiero dejar de pensarte como pobre mensajera que corre con el tiempo descosido de ternura, acogida a tu ciega luz de … Sigue leyendo Curar tus labios…

Indigencia…

...Y me ciño al jersey que lleva el aroma de tu último abrazo ¡Sabes cuánto tiempo tardé en acostumbrar a mi costumbre a vivir sin ti! No..., no lo sabes. Nunca lo sabrás. Tú jamás me lo preguntarás, y yo..., jamás te lo voy a contar. Yo, que buscaba cualquier indicio que me indujera a … Sigue leyendo Indigencia…