Mi labio no miente

No hallo un sueño más liviano que cuando tu reloj perdido encuentra su tiempo conmigo. O cuando mis zapatos viejos me transportan en volandas elevándome a tu universo inverso. Es entonces que adivino que antes de tocar el cielo habré chocado mil veces contra el suelo. Así, alterada mi labio titubea empeñado en no admitir … Sigue leyendo Mi labio no miente

Maliciosa ingenuidad

Te amaré hasta que mis ojos se extingan sin tu luz. Te amaré hasta que el calendario se arranque los días vacíos. Hasta que desnude mi alma de tu sonrisa y recomponga los trocitos de nubes desperdigados en tu sol. ¡Así amor! Así, hasta remendar las mil partículas de fragilidad en la mirada de la … Sigue leyendo Maliciosa ingenuidad

Ojos que olvidan…

«Los ojos que besar pueden…» Tienen un alma dispuesta a perdonar. A olvidar que le olvidaron. A creer que todo es posible a sabiendas, Vida, de que lo posible y lo imposible nunca se tocarán, nunca se abrazarán, y aún menos se podrán mirar .   Ana Lesman

Atrapada…

Ella en la distancia se lamentó.  Lo único que podría haberla dejado atrapada mil veces más en aquellos ojos negros, hubiese sido que nuevamente él sedujera a su Alma. Pero se equivocó, porque en esta ocasión se dedicó a seducir su cuerpo  y este jamás, nunca, olvidaba un dolor.                 … Sigue leyendo Atrapada…