Melodía del silencio

Tatuado en la mirada quedará el año en que la Humanidad reparó que al alma cuando le mutilan las alas se llena de soledad. Que malgastó “aquel” tiempo, y, ahora, “este tiempo” le consume a él. Que entendió que las palabras se confinan en la garganta cuando le cercenan la libertad. ¡Insondable cicatriz grabada en el recuerdo cosida con hilos de esperanza … Sigue leyendo Melodía del silencio

¿Que habrá sido de ella?

Es este secreto que me arde por fuera y me hiela por dentro, que impide arrancarme del alma los “te amo” que entre sombras se lamentan porque no son amados. Recuerdos, momentos... O quizá, espejismos que mis veladas venas retienen sin ponerle remedio. Mas en este grito, intangible y profundo que en silencio yo vivo, … Sigue leyendo ¿Que habrá sido de ella?

Soy…

Soy una intuición. Un instinto irracional. Inmaterial, intangible. Etérea. Una inmaculada lujuria de esclavizadora piel. Soy inmensa, inmarcesible. Incontrolable. Eso, ¡todo eso soy!        El centelleo que rescata tus tinieblas. El secreto escondido al otro lado de tu ambigüedad. Atormentada, inagotable. Amarga. Sedienta en tu agua interior. Hambrienta en tu alma desahuciada que ruega habitar en mí. … Sigue leyendo Soy…

El silencio más bello…

"El amor es el silencio más bello" dijo, el poeta. Mas yo no me resigno a humillarme  ante unos labios que abrasen, que a deshoras desvalijen mi paz. Tormenta que agita la luz del alma. Que cala hasta el océano de mis ojos. ¡Secretos tan sobrados de palabras! Suspiros ignotos que desafían  la mirada injuriosa, … Sigue leyendo El silencio más bello…

Voces del silencio

Vida mía, tú y yo sabemos que en los amores callados está lo que la gente no sabe y  que, o  yo nací muy pronto, o tú naciste muy tarde. Que también nos empeñamos en no dar “tres cuartos al pregonero”. Porque nosotros, mi amor,  somos de voces en silencio. Nosotros, y tú lo sabes, somos de … Sigue leyendo Voces del silencio

Le hablé al silencio…

Le hablé al silencio de ti, ¡pregunta tanto que no se le puede acallar! Y yo, a veces, no sé si mentir o decir la verdad.  Él, cada día, me inunda en ese juego de encubierta interpelación. Examina. Y si entrego  la voz en blanco enfurece su razón. Me atormenta el pacto taciturno que, en … Sigue leyendo Le hablé al silencio…

Evanescencia

Mis manos dibujan el reencuentro.
apareces, rodeas mi espalda y un suave beso baja por mi cuello...
Y así me detengo flotando en una quimera
incapaz de mover mis dedos...